NUESTRO FUNDADOR

P. Pablo Menor, S.J.

El P. Pablo Menor S.J., apóstol del Corazón de Jesús para el nuevo milenio cristiano ha sido el instrumento providencial para la fundación de Pro Ecclesia Sancta. A lo largo de su vida secundó, impulsó una serie de iniciativas apostólicas que han concluido en lo que hoy es Pro Ecclesia Sancta.

 

Pro Ecclesia Sancta es canónicamente una Familia Eclesial de Derecho Diocesano. “Familia Eclesial” constituye una forma nueva de vida consagrada cuya característica fundamental es la de estar constituida por varias ramas: sacerdotes y consagrados, consagradas y laicos bajo un solo superior general.

Una nueva familia
dentro de la Iglesia Católica

FIGURA CANÓNICA

“Santo y conquistador de santos,

por la oración, por el ejemplo, por la acción.

El santo mientras se hace no se puede mirar a sí solo.

Su santidad  será simultáneamente semilla de santos, grano que fecundará El mismo que fecundo la suya.”

P. PABLO MENOR
 
NUESTRA MISIÓN

La Santidad

Existimos para vivir y promover la vocación a la santidad por medio de la espiritualidad del Sagrado Corazón de Jesús contribuyendo así a la renovación, fortalecimiento y expansión –por atracción–de la Iglesia Católica para que Cristo reine, para que reine su Corazón ad maximam Trinitatis gloriam.

“Hijo fiel de tu Iglesia hasta

la muerte”

 

Nuestra espiritualidad es la del Sagrado Corazón de Jesús. Esta se define en tres dimensiones inseparables: el amor, la reparación  y el ganar almas para que Cristo reine y el hombre viva.

NUESTRA ESPIRITUALIDAD

El Sagrado Corazón de Jesús

PROGRAMA INTERIOR

Nuestros Pilares

Lo constituyen nuestros Siete Puntos Básicos y las Cinco Consignas.

Los Siete Puntos Básicos son:

1

2

3

 

4

5

 

 

 

6

7

Oración

Abnegación

Enamoramiento de Jesucristo en la Eucaristía

Amor a Nuestra Señora

Espíritu de Vigilancia (incluye examen de conciencia diario, la dirección espiritual, y la confesión frecuente)

Conocimiento de la fe

Ejercicios Anuales

Las Cinco Consignas son:

1

 

 

2

 

 

 

3

 

 

 

 

 

 

4

 

 

 

 

5

"Santidad, gran santidad, creciente, ininterrumpida santidad"; ideal, norte y meta de nuestra espiritualidad.

"De la Iglesia, en la Iglesia, con la Iglesia, por la Iglesia, para la

Iglesia". Igualmente esencial, sin la cual no habría Pro Ecclesia Sancta.

"De María, en María, con María, por María y para María. Sí, María es copropietaria de la obra, y nos acompaña con su amor de Madre y de especial dispensadora  de todo lo que somos. Sin Ella no habría Pro Ecclesia Sancta. Ella de siempre es Madre, Maestra y Reina.

"Del Corazón de Jesús, en el Corazón de Jesús, con el Corazón de Jesús, por y para el Corazón de Jesús". Desde el principio, el Corazón de Jesús lo ha sido todo para nosotros: Autor, Padre, Maestro, Modelo, Señor, Dueño absoluto, además de los títulos generales que tiene como Dios, Redentor, Juez, etc. Así lo dice nuestra historia: ¡Pro Ecclesia Sancta es del Corazón de Jesús!

"A la gloria del Padre, por el conocimiento, amor e imitación del Hijo, en el Espíritu Santo, con la intercesión de María".

¿A QUIÉNES

nos dirigimos?

A todos los hombres de buena voluntad; pero de manera especial a los jóvenes y las familias, hoy los más vulnerables pero la mismo tiempo los principales portadores de futuro en la Iglesia y en el mundo.